La senadora provincial Lucrecia Egger mantuvo días atrás una reunión con empleados del Instituto «Leopoldo Lugones»

 En el inicio de la charla radial, la senadora provincial comentó que «el Instituto Lugones pertenece al Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia y a su vez a la Subsecretaría de Responsabilidad Penal Juvenil. Esto es importante destacarlo porque estos trabajadores están atendiendo una problemática muy compleja».

De igual forma, Egger recordó que -hace aproximadamente un mes- los empleados del Instituto de Menores local fueron recibidos por el intendente Hernán Bertellys, a quien «le plantearon las dificultades que venían atravesando en materia de cuestiones salariales y laborales».

«El Intendente me pidió que tomara cartas en el asunto y así lo hice. Uno de los temas que los trabajadores ponen de manifiesto es que pretenden cobrar el bono de 5.000 pesos que se le está dando al personal de la salud en tiempos de pandemia, en tiempos de Covid», explicó la legisladora bonaerense.

En la misma línea Egger dio a conocer que esta solicitud fue la que generó que presentara un Proyecto de Declaración en el Senado, el cual será tratado en la próxima sesión, a realizarse el 5 de noviembre. A través de esa iniciativa, se le solicita al Ejecutivo Provincial «que tome cartas en el asunto respecto de abonarle -o tener en contemplación al menos la posibilidad de hacerlo- el mencionado bono a los trabajadores de este tipo de centros, tanto abiertos como cerrados y de recepción».

«Es un entramado bastante complejo el tema de la responsabilidad penal juvenil, pero el Leopoldo Lugones puntualmente es un centro cerrado, donde los jóvenes están privados absolutamente de su libertad, no pueden entrar y salir. Por eso es que ahí se conjuga una serie de cuestiones, una es el encierro y otra la calidad de trabajo que están teniendo. Ellos me planteaban que tienen que hacer muchas horas extras para tener un sueldo que alcance para sostener a sus familias. Me hablaron de sueldos promedios de 40.000 pesos. Pero la problemática ocurre con los ítems qué contempla este sueldo, donde el básico es de 20.000 pesos. Por eso la preocupación de los empleados-que es lo que nos pasa a todos- se relaciona cuando llegue el tiempo de jubilarse: con qué base salarial nos van a tomar el promedio de nuestra jubilación. Este es un poco el disparador del reclamo», subrayó la legisladora provincial, para inmediatamente agregar que «uno de los temas es que se incluyan estás bonificaciones que son no remunerativas dentro del básico, para llegar a una jubilación digna».